TODOS CON LEOPOLDO LOPEZ

On febrero 17, 2014 by carlostablante

Las protestas estudiantiles han sacudido las conciencias del país, superando así el estado de resignación y pasividad que parecía prevalecer a raíz de los resultados de las elecciones municipales.

El sacrificio y la abnegación de los jóvenes debe inspirar a los dirigentes de la MUD a lograr una concertación, mas allá de lo electoral, organizando movilizaciones por todo el país frente a los graves problemas económicos, sociales y de inseguridad que tienen a Venezuela en medio de un gran colapso.

Lo que hemos vivido en los últimos días es la expresión de una rebelión ciudadana en la que, sin diferencias de colores partidistas ni sociales, la sociedad venezolana manifiesta su descontento y angustia por los problemas que a diario padece. Son protestas y manifestaciones que se están produciendo a lo largo y ancho del país, con diversas motivaciones, en rechazo a la ineficiencia, el despilfarro, la corrupción y en general, al pésimo gobierno de Nicolás Maduro, quien se encuentra acorralado por la ausencia de legitimidad en su desempeño como jefe del chavismo, las intrigas internas, la falta de gobernabilidad, la debilidad institucional y el caos general del cual ellos mismos son responsables. Por todo ello, busca chivos expiatorios o pretextos para justificarse, descalificando las protestas estudiantiles y al liderazgo político de quienes reclaman y denuncian la gravísima situación que atraviesa Venezuela.

Somos solidarios con Leopoldo López y su familia, víctimas de hostilidades y abusos dentro de una persecución ilegal y arbitraria en su contra. Leopoldo y Voluntad Popular solo han cumplido con su deber al ejercer el derecho democrático a la oposición en el marco de la Constitución y las leyes. Una oposición a un gobierno responsable de la inflación, la escasez, la pérdida de poder adquisitivo, la inseguridad que nos afecta a todos. Por ello, al decir Todos con Leopoldo López, expresamos la libertad que tenemos de acuerdo a nuestra Constitución para criticar y rechazar la conducción política que Maduro le está dando al país.

Voluntad Popular ha insistido que el Estado delincuente  que han tratado de imponernos, debe ser  enfrentado con una conducción política firme y combativa, pero no violenta, que impida que nos metan en un callejón sin salida, cocinándonos en nuestra propia salsa y profundizando nuestras diferencias en cuanto a visiones distintas de cómo hacer oposición, apartándonos así de una agenda de unidad nacional, de movilización de todos y para todos en defensa de nuestros derechos.

Ahora más que nunca, es el momento de la unidad. Todos los actores políticos y sociales reunidos en la MUD debemos ratificar el esfuerzo unitario en la defensa de los derechos sociales, políticos y civiles, hoy pisoteados por el régimen. No caer en las provocaciones del gobierno y fortalecer la unidad es un compromiso vital en esta nueva encrucijada en la que nos encontramos.En especial, de Antonio Ledezma, Henrique Capriles, Leopoldo López , María Corina Machado, Andrés Velásquez , Henri Falcón, Carlos Vecchio, Henry Ramos , Julio Borges, Omar Barboza, Ramón G. Aveledo, Roberto Henríquez, Ismael García  y de todos los demás líderes de los partidos políticos presentes en la MUD. Debemos ampliar la conducción política con la incorporación de nuevos actores sociales, descentralizar y municipalizar la dirección unitaria, abriendo diálogos con los sectores descontentos dentro del chavismo que también quieren cambio.

El desempeño antidemocrático de quienes están en el poder está más que demostrado y con base a ello debemos ser creativos e inteligentes en la protesta y en la búsqueda de salidas pacificas, legales y constitucionales.

Debemos continuar exigiendo la liberación de todos los dirigentes estudiantiles, sociales y políticos que están privados de libertad de manera arbitraria.  Igualmente, hay que rechazar  la persecución de los activistas políticos de oposición y en especial de los dirigentes de Voluntad Popular en todo el país que han sido víctimas de abusos y hostilidades por parte de la policía política del régimen (SEBIN).

No hay ninguna razón que pueda justificar que Leopoldo López sea apresado. Lo único que ha dicho es que debemos tomar la calle y organizar la rebeldía contra las injusticias y arbitrariedades, de manera democrática y pacífica a través de la convocatoria de asambleas ciudadanas. Las salidas que ha propuesto Leopoldo López a la crisis que vive el país siempre han sido dentro del cauce constitucional.

No puede un gobierno que promueve la corrupción y la impunidad, dialogando y cohabitando con las bandas delictivas que cometen asesinatos, secuestros, robos y violaciones, pretender nuevamente criminalizar la protesta y la disidencia a  la que tenemos derecho todos los venezolanos.

Finalmente,  Nicolás Maduro debe rectificar las erróneas políticas que han llevado a Venezuela al colapso y, si no puede o no quiere hacerlo, entonces debería evitarle mayores traumas a la sociedad venezolana, con su salida del poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *