Los corruptos están comprando silencio. Estefanía Rosales Coronel: El Carabobeño

On marzo 14, 2016 by carlostablante

Los corruptos compran también la impunidad, señaló Carlos Tablante. (Foto archivo/El Carabobeño)

Estefanía Rosales Coronel

La Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional tendrá que convertirse en una especie de Comisión de la Verdad para revisar y auditar todo lo que ingresó al país en estos últimos 10 años, y cómo se administraron esos recursos, afirma el exgobernador de Aragua y exparlamentario, Carlos Tablante, quien junto al experto en seguridad Marcos Tarre, ya ha escrito dos libros sobre la corrupción en Venezuela: Estado delincuente y El gran saqueo, ambos editados por La Hoja del Norte.

El interés de Tablante por el tema de la corrupción en Venezuela se remonta a sus inicios como parlamentario, cuando denunciaba la corrupción del Poder Judicial, vinculado al tráfico internacional de drogas y más adelante como vicepresidente de la Cámara de Diputados inició una serie de investigaciones sobre el sistema cambiario del presidente Lusinchi, Recadi, y las irregularidades que presentaba en la administración de aproximadamente 15 mil millones de dólares. Que no es nada en comparación con el gran saqueo de ahora que está por el orden de los 350.000 millones de dólares, comentó.

Para Tablante la corrupción que se ha producido durante los últimos años ha tenido mayor impacto sobre la calidad de vida de los venezolanos que nunca antes, la inestabilidad económica y el deterioro de las condiciones de vida están estrechamente vinculados con los más de 350 mil millones de dólares que se extraviaron.

Las irregularidades en la otorgación de divisas, el contrabando, el tráfico de drogas y la existencia de las empresas de maletín son posibles gracias a los funcionarios que permiten que se realicen estas actividades a cambio de una cantidad de dinero.

La corrupción política es la llave que abre la puerta de las otras actividades criminales, incluyendo el narcotráfico, explicó Tablante.

Saqueo a la ciudadanía

El principal saqueo que ha sufrido el país es el saqueo a la ciudadanía, afirmó el exparlamentario. El saqueo a la democracia, el saqueo al Estado de derecho. Una vez que destruyes y debilites al Estado de derecho y no hay contraloría y no hay poderes públicos que funcionen, ya lo demás es el producto y la consecuencia de ese Estado caracterizado por una gestión pública contaminada por la corrupción”.

El gran saqueo del que habla Tablante es realizado a través de un complejo entramado para legitimar capitales. Esta estructura de delito organizado en el área financiera está compuesta por empresas de maletín, expertos contables, economistas, abogados, empresarios y asesores financieros que en un primer instante realizaban las importaciones ficticias y después se encargaban de ingresar ese dinero -muchas veces proveniente del presupuesto público- al sistema financiero internacional a través de transferencias de un banco a otro.

– Eso es lavado de dinero, ¿verdad?

– El dinero de origen ilícito se integra al sistema financiero internacional a través de ese entramado de empresas de maletín que van moviendo los capitales dentro de todas las redes financieras, los bancos y agencias hasta que llega al beneficiario final. En todas las rutas de ese movimiento de legitimación de capitales no queda claramente identificado porque se mueve en una estructura de personas jurídicas, empresas de maletín.

– ¿Cómo se detecta que una empresa es ficticia o de maletín?

– Sencillamente porque la empresa no tiene oficinas, no tiene personal, tiene un movimiento en sus cuentas que no se corresponde a ninguna actividad que sea sistemática, es una empresa creada con una finalidad.

Por ejemplo, yo le presento a Cadivi o a Cencoex una solicitud para una importación de alimentos y creo tres o cinco empresas para eso y a una le asignan diez millones, a otra le asignan cinco millones todo depende de los contactos que tenga el pseudoempresario con el Gobierno. Se van captando los dólares y se busca en el mercado internacional proveedores que le ofrezcan facturas a esas empresas de maletín sobre una importación -que nunca se realizó-, y se paga por ese servicio. Y después que llega aquí a la aduana, a La Guaira o al aeropuerto, hay un guardia nacional, un representante del Seniat y un representante del Cadivi que firman el documento certificando que la mercancía llegó y cobran por eso. Eso es toda una cadena de actividades ilícitas.

– Usted le dedica un capítulo a la situación de los medios…

– Es muy preocupante, porque efectivamente después de lo que pasó con RCTV, el Gobierno y sus cómplices aprendieron que podían tener el control de los medios con un costo menor, o sea no de manera tan traumática y entonces decidieron comprar los medios. Con el dinero de todos los venezolanos, son los dólares preferenciales los que se utilizan para eso, porque ¿cómo se explica que aquí digan públicamente que yo vendí Globovisión en tantos dólares, en un país que tiene control de cambio?, ¿de dónde sacan los dólares? Sin duda alguna, los corruptos están comprando silencio, están comprando impunidad.

– ¿La ausencia de medios independientes fortalece la estructura de la corrupción?

– Sin duda alguna, ahora el periodismo investigativo está debilitado en Venezuela. Por eso nosotros, y en mi caso, yo no soy ningún escritor, pero soy un político que como no tiene espacio ni cabida en los medios de comunicación la dejamos documentada en un libro.

El libro es como un medio para que quede para la historia el registro de una etapa oscura como la que está viviendo Venezuela por el dominio total de la corrupción.

– Sin embargo, usted cita en este libro el caso de lo que pasó con Estado delincuente, que 5.000 copias se desaparecieron.

– Sí, bueno, efectivamente, cuando hacemos los libros ellos tratan de evitar que circulen. Ahora con este último libro también trataron de comprarlo, lo que pasa es que ya habíamos aprendido la lección anterior y habíamos tomado las medidas. El editor se movió rápidamente con la distribución y los libros están en todo el país.

– ¿Piensa que después de este libro vendrá otro?

– Seguramente, con lo que está saliendo en la Comisión de Contraloría en las investigaciones y en vista del secretismo que había en el país, lo que viene apareciendo deja corto al Gran Saqueo, lo que se va a demostrar es incluso que el saqueo es superior. Nosotros calculamos 350.000 millones de dólares, pero ya la gente de Marea Socialista, Jorge Giordani y Héctor Navarro hablan de cifras superiores, y son ellos mismos. El FMI habla de más de 400.000 millones de dólares. Nosotros, más bien, nos hemos quedado cortos.

– ¿Espera que Venezuela se recupere un día del Gran Saqueo?

– Sin ninguna duda, vamos a recuperarnos, el país va a salir adelante, vamos a buscar la manera de recuperar lo que se robaron y de crear un ambiente de mayor seguridad jurídica y de confianza para que los capitales que se fueron puedan regresar y tener inversión aceptable y segura en una economía que promueva la innovación, y el emprendimiento. Superar eso no va a ser fácil, pero tenemos la obligación de trabajar para el bien de todos
– See more at: http://www.el-carabobeno.com/actualidad/articulo/121291/Los-corruptos-estn-comprando-silencio#sthash.faHlqUsW.dpuf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *