Carlos Tablante: Salida electoral sin presos políticos

On julio 26, 2017 by carlostablante

Como bien señala el diputado Freddy Guevara recordando las palabras de Mandela: el poder marca la pauta de cómo se desarrolla la lucha o, como siempre hemos dicho, el que tiene más poder tiene más responsabilidad, en este caso, nos referimos al poder criminal de las armas y la represión.

Todo indica que Maduro y su casta quieren que el desenlace sea violento y hacia allá están empujando al país.

En su deseo de eternizarse en el poder, Maduro huye hacia adelante, o eso cree, montado sobre una falsa constituyente rechazada por la mayoría de los venezolanos.

Todo el proceso es ilegal porque evitó lo principal, violando la Constitución: la consulta obligada al pueblo. Por el contrario, casi ocho millones de venezolanos se manifestaron claramente el 16 de julio: No quieren la falsa constituyente de Maduro. Cómo puede alguien que impidió ilegal e ilegítimamente la realización del Referéndum Revocatorio, las elecciones regionales y las municipales, convocar ahora a una estafa electoral acompañada de nuevos fraudes como la grave denuncia de la agencia de noticias EFE sobre la manipulación del voto a través del carnet de la patria, que no es otra cosa que la vil utilización del hambre como arma política, cuestión que el CNE debería aclarar de inmediato.

Una constituyente no puede ser para que una parte del país aplaste a la otra. Sobre todo cuando un presidente des-legitimado y en minoría se aferra al poder violando sistemáticamente los derechos humanos.

Aunque tratara de consolidar la dictadura a través de una incontrolable asamblea constituyente ilegal e ilegítima de 545 miembros, Maduro no va a poder solucionar ninguno de los graves problemas que agobian a los venezolanos: el desabastecimiento de alimentos y medicinas, la hiper-inflación, la inseguridad personal y jurídica, el colapso de los servicios públicos, la destrucción del aparato productivo y el desempleo, la emigración masiva del talento venezolano. Por el contrario, con toda seguridad empeorará la situación de los derechos humanos disminuyendo aún más las libertades e incrementando el control indebido sobre los otros poderes públicos, así como la lista de las víctimas de la represión y los presos políticos.

Se equivoca Maduro si cree que con su falsa constituyente acallará la protesta ciudadana: sólo provocará más violencia y caos.

A los venezolanos no nos queda otra opción sino la de seguir manifestando democráticamente en las calles, y en todos los espacios que podemos, nuestro rechazo a la tiranía de la incapacidad, la corrupción y la violación de derechos humanos de Maduro y su entorno militar y civil. Debemos continuar exigiendo la apertura del canal humanitario de alimentos y medicinas, la liberación de todos los presos políticos, el fin de las inhabilitaciones políticas y la persecución a los que piensan distinto, el respeto a la Asamblea Nacional, a la Fiscalía General, a la Constitución, las leyes y el cronograma electoral a través de la realización de unas verdaderas e independientes elecciones.

Debemos evitar que Maduro se salga con la suya y ponga a pelear a pueblo contra pueblo: Este domingo llamemos a la abstención y continuemos denunciando la dictadura de Maduro y su casta de manera pacífica y democrática. Manifestemos nuestro repudio con un firme y combativo silencio que ponga en evidencia la trampa constituyente del autócrata.

La salida a esta grave crisis es sencilla: dejar que el pueblo de Venezuela vote libremente en un proceso realmente democrático, llámese elecciones generales, presidenciales o una verdadera constituyente.

Si Maduro y la élite militar y civil que lo sostiene en el poder están tan seguros de representar la voluntad del pueblo ¿Cuál es el miedo a medirse en unas verdaderas elecciones?

Estamos agradecidos del apoyo internacional y totalmente de acuerdo con las sanciones personales a miembros corruptos del régimen pero alertamos sobre el posible bloqueo económico al país que solo traería más hambre y sufrimiento a un pueblo que está dando una verdadera batalla por la libertad y la democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *